Las palomas burocráticas

12005927_1182685165079074_1447452691_o

Durante el verano, el Elefante, el Gran Primer Ministro, fue invitado a una región muy lejana del Reino de la Sabana para atender asuntos de gobierno. Como su ausencia sería larga, el Elefante acordó con su esposa enviar cartas por medio del Servicio Postal de Palomas Mensajeras.

El Elefante razonó que cualquier carta enviada a su nombre podría ser robada por algún enemigo político y ser utilizada en su contra. Para evitar esto, los elefantes pidieron a sus sirvientes que enviaran y recogieran las cartas en las oficinas postales y romper cualquier conexión entre los elefantes y su correspondencia.

Durante algunas semanas, las cartas llegaron bien a su destino. Pero cuando los elefantes se enviaban regalos o comida, los paquetes llegaban incompletos y a veces sólo llegaba la envoltura sin el alimento. Cada vez que algo faltaba en el envío, los sirvientes reclamaban en las oficinas postales y exigían que les entregaran completo el contenido del paquete, pero la respuesta de las palomas siempre era la misma:

“Ojalá pudiéramos ayudarle con este asunto, pero es que no tenemos registro sobre qué palomas son las que organizan, etiquetan y transportan los paquetes entre las oficinas. Ya saben cómo son las cosas: tenemos mucho trabajo, somos pocas palomas. La mayor parte de veces no podemos cumplir con todos los procedimientos del reglamento. Lo mejor será que regresen en otra semana a ver si encontramos algo en la bodega o si alguna de las palomas devuelve la comida que dicen que se perdió.”

Cansados de insistir en las oficinas postales, los sirvientes dijeron a los elefantes que no habían podido recuperar ninguno de los regalos en el correo. El señor elefante, muy enojado, fue entonces a hablar personalmente a la oficina central de correos con la paloma directora. El elefante fue recibido con honores pues era el Primer Ministro del reino. La paloma directora le dijo:

“Estoy muy apenada con esta situación.Si hubiéramos sabido que los envíos eran suyos, le aseguro que nada de esto hubiera pasado. Pero ya he hablado con mis subordinados para que hagan una investigación exhaustiva sobre el asunto y se castigue a la paloma funcionaria responsable a la brevedad. Tenemos en el reglamento procesos exhaustivos para evitar este tipo de situaciones y detectar al culpable. Cuando esté listo, le daré personalmente el informe.”

El elefante regresó tranquilo a su casa sabiendo que la investigación estaba en curso. De pronto, alguien tocó a su puerta, y al abrirla encontró al palomo cartero que había entregado los paquetes incompletos a los sirvientes del elefante. El palomo dijo:

“Señor Primer Ministro elefante, le pido que por favor retire la petición que hizo para investigar la pérdida de sus regalos en el correo. Verá usted, yo llevo trabajando numerosos años y estoy a pocos meses de retirarme.  Nunca he cometido ninguna violación al reglamento ni he he abierto una sola carta en todos estos años. Soy una paloma humilde pero honrada, y hago mi trabajo con dedicación y empeño. Pero en la oficina hay muchas palomas malas que abren los paquetes y roban todo lo que tocan sus alas. Ellas saben que no hay registros que comprueben que los paquetes pasaron por ellas, y aprovechan la falta de controles y la desorganización que impera en el sistema de correos para ocultar sus mal haceres y nunca ser descubiertas. Para protegerse de esta investigación, las palomas de la oficina redactaron un informe diciendo que la última paloma que tocó los paquetes es la responsable de su cuidado. Y esa paloma es quien la entrega al destinatario.”

La paloma expuso los peligros que enfrentaba con la investigación: “Como yo siempre sigo el reglamento, he firmado el registro antes de salir a repartir el correo; esa es la prueba que han enviado a la oficina central para demostrar mi culpabilidad. Hoy por la mañana me dijeron que me declararán culpable y me despedirán sin derecho a pensión porque eso les ahorrará una gran cantidad de dinero en el presupuesto de los próximos años. La única opción para evitar esto es que la investigación sea retirada. Le pido por favor que hable con la paloma directora y dé por terminado todo este asunto. Aunque yo no tomé ninguna de las cosas que le robaron, estoy dispuesto a pagar todo su valor para poder mantener mi trabajo y mi pensión futura.”

El relato del palomo conmovió conmovió al Elefante, y entonces salió de inmediato hacia la oficina central del correo. Al llegar, la directora paloma le dijo:

“Me alegra que haya venido. Acabo de recibir el reporte de la investigación sobre sus envíos abiertos en el correo. Los registros de la oficina postal muestran que el palomo cartero tuvo acceso a todos sus envíos y por lo tanto es el responsable de cualquier pérdida que se hubiera presentado. Mañana iniciará el procedimiento administrativo para retirarlo del cargo, hacer que pague los daños y quitarle sus derechos de retiro. Como le prometí, este crimen no quedará impune.”

El elefante dijo a la paloma directora que retiraba su petición de una investigación sobre el asunto. Tomó entonces el informe con su trompa y se lo comió. Exigió también que no se sancionara al palomo cartero. Después regresó El elefante a su casa a continuar redactando su informe anual sobre cuánto había mejorado la administración pública del reino durante su gestión.

Moraleja:

La fortaleza de una organización radica en asignar la responsabilidad de los abusos a los bajos siervos que no son esenciales. Esto exculpa a los altos señores y permite la estabilidad deseada en la sociedad.

Explicación

Desde los orígenes de la sociedad, se han buscado mejores formas de organizar al aparato de gobierno para que sea más eficiente y confiable. Max Weber describió un modelo “ideal” de organización conocido como burocracia, en el cual los encargados de las actividades son contratados por un salario fijo para realizar tareas específicas de forma racional, sistemática y jerárquicamente organizada.

Según el modelo burocrático, cada uno de los burócratas responde solamente a su superior inmediato, y no puede ser despedido fácilmente porque la organización depende en gran medida de la estabilidad de sus miembros para que se especialicen y pueden realizar cada vez mejor sus tareas específicas.

Pero este modelo ha demostrado tener diversos defectos en el mundo real. Por ejemplo, los burócratas suelen tener más interés en mantener su cargo que en realizar esmeradamente las tareas que les son asignadas. Los trabajadores entonces dedican mucho tiempo a lo que Eugene Bardach llamó “juegos”: crean actividades complejas que son difíciles de rastrear, hacen lo mínimo posible para que parezca que hacen algo, monopolizan procesos para hacerse indispensables, entre otros muchos “juegos”.

Por otra parte, Michel Crozier describió a la burocracia como una serie de “círculos viciosos” en el que se crean cada vez más reglamentos para regular las violaciones a las reglas. Estos círculos viciosos no pueden terminar porque siempre habrá áreas de incertidumbre en las cuales los burócratas tienen libertad de decidir su actuación. Después de todo, si no tuvieran libertad de decisión, se convertirían en máquinas y dejarían de ser personas.

Bibliografía básica

Bardach, Eugene. The Implementation Game: What Happens After a Bill Becomes a Law. Cambridge, Massachusetts: The MIT Press, 1977.

Crozier, Michel. El fenómeno burocrático. Buenos Aires: Amorrortu, 1964

Barenstein, J. Análisis de la burocracia estatal desde la perspectiva weberiana. México. CIDE, 1982.

Weber, Max. Economía y Sociedad. Edición de Johannes Winckelmann, Fondo de Cultura Económica, 1964, México, D.F. Ver la sección “La dominación legal con administración burocrática”

Anuncios

One response to “Las palomas burocráticas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s